29 de marzo, 2020

¿Presos encerrados o liberados? Coronavirus genera nuevos desafíos a los sistemas carcelarios

El objetivo es liberar celdas para que se puedan establecer áreas en cuarentena para los reclusos

La rápida propagación del coronavirus está presionando a los sistemas penales de todo el mundo y ha provocado una avalancha de liberaciones de prisioneros en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania y hasta Irán.

El estado más poblado de Alemania, Renania del Norte-Westfalia, anunció el miércoles que liberaría a 1.000 prisioneros que están cerca del final de sus condenas, aunque destacó que los delincuentes sexuales y los reclusos violentos serán excluidos del beneficio.

El objetivo es liberar celdas para que se puedan establecer áreas en cuarentena para los reclusos que contraigan la enfermedad. Se espera que muchos lo hagan dado el estricto confinamiento de los centros penitenciarios y la facilidad con que se propaga el virus.

En Canadá, 1.000 reclusos fueron liberados la semana pasada en el estado de Ontario y los abogados trabajan con los fiscales para liberar a muchos más de las cárceles provinciales acelerando las audiencias de fianza, entre otras medidas.

En Estados Unidos, el estado de Nueva Jersey planea liberar temporalmente a unos 1.000 presos de bajo riesgo, mientras que la Junta de Correcciones de la Ciudad de Nueva York, un organismo de supervisión independiente, ha pedido al alcalde que libere alrededor de 2.000 reos.

Gran Bretaña, Polonia e Italia están tomando medidas similares. Pero aunque pueden ayudar a detener la propagación de una enfermedad que ha infectado a más de 420.000 personas y matado a casi 19.000, plantean serios desafíos en algunas partes del mundo.

En algunos países el temor es que los reclusos no serán liberados. En Venezuela, grupos de derechos humanos están preocupados por la propagación del COVID-19 entre una población carcelaria de 110.000 reos en condiciones que ya son muy insalubres.

En Colombia, un motín en una prisión de Bogotá dejó 23 prisioneros muertos y de decenas heridos.

En Brasil, unos 1.400 reos escaparon de cuatro prisiones la semana pasada y solamente unos 600 han sido recapturados, dijeron autoridades.

En Irán, donde alrededor de 190.000 personas están encarceladas y el coronavirus ha infectado a 25.000 personas, el gobierno ha anunciado que liberará temporalmente a 85.000 prisioneros, de los cuales unos 10.000 serán indultados.

(Reuters)